Discos
gama Premium

La gama específica para automóviles prestigiosos

Componentes realizados con un enfoque técnico personalizado y con soluciones especiales.

La gama Premium Brembo se compone de discos de freno compuestos y flotantes, con soluciones performantes e innovadoras que prevén materiales especiales, mecanizados de la banda frenante y ventilaciones especificas.

Mediante estas soluciones tecnológicas Brembo garantiza las máximas prestaciones también en condiciones extremas, una mayor resistencia de los discos y un excelente confort al conducir. La gama abarca los modelos más performantes de los principales fabricantes, como Porsche, Mercedes, Audi, Aston Martin y BMW.
Discos flotantes: lo mejor de lo mejor
La gama de discos flotantes incluye 26 referencias directamente derivadas de la producción OE de Brembo, que abarca las aplicaciones más exclusivas y performantes que exigen un sistema de frenado de altas prestaciones, que solo la experiencia de Brembo en las competiciones deportivas puede garantizar.

Los discos flotantes tienen una campana de aluminio que garantiza una reducción notable de las masas no suspendidas, con efectos positivos para el confort, la conducción y los consumos/emisiones. Las prestaciones del sistema también se benefician de la unión del cubo del disco con la superficie frenante de fundición especial a través de bujes o casquillos de fijación. De esta forma, los dos componentes sujetos a estrés térmico pueden dilatarse de manera elástica impidiendo que el disco se deforme y que se creen grietas en caso de recalentamiento.
Dischi flottanti
Dischi flottanti e composti
La importancia del peso
La campana de aluminio de los discos compuestos y flotantes, contrariamente a la de fundición, permite reducir un 20% aproximadamente el peso del disco.
Si se compara con la masa del vehículo esta reducción puede parecer poca cosa. En cambio, influye mucho sobre los consumos, las prestaciones y el comportamiento del vehículo, ya que el disco forma parte de las masas no suspendidas del automóvil.

En los últimos años, la reducción del peso del vehículo y de las masas no suspendidas ha sido uno de los objetivos principales de las casas automovilísticas para hacer frente a las exigencias de menores consumos y menores emisiones.