Montaje y mantenimiento

Ruidos y vibraciones
¿Qué consejos ofrece Brembo para sustituir correctamente los componentes y evitar la aparición de ruidos y vibraciones?

Al igual que las vibraciones, los chirridos procedentes del sistema de frenos en muchas ocasiones no se deben a ningún defecto o mala calidad del nuevo componente. Mucho más a menudo de lo que imaginamos, las causas pueden ser un estado deficiente de desgaste de los demás componentes del sistema de frenos, que se han deteriorado con el tiempo, provocando un mal funcionamiento de las pastillas y discos.

A la hora de cambiar los discos y pastillas, siempre recomendamos no limitarse a sustituir los dos componentes principales de desgaste del sistema de frenos, sino a llevar a cabo una revisión y mantenimiento más completos del sistema propiamente dicho.

En general, se aconseja recordar las siguientes operaciones:
  • Al cambiar las pastillas, comprueba el desgaste de los discos.
  • Al cambiar los discos, sustituye también siempre las pastillas.
  • Limpia las superficies de acoplamiento del buje / disco (para eliminar el óxido o suciedad).
  • Si hay depósitos de material o suciedad (no si el disco es nuevo), limpia también la banda frenante del disco.
  • Comprueba la oscilación del disco de freno montado en el buje de la rueda. Por norma general, no debe exceder el valor de 0,10 mm. En caso de problemas, comprueba también el valor de oscilación del buje únicamente, que no debe exceder 0,050 mm.
  • Al cambiar las pastillas, si tienen láminas antirruido, recuerda que debes colocarlas correctamente. No reutilices la lámina antigua.
  • Comprueba los pistones, juntas, guardapolvos y elementos de deslizamiento de la pinza para asegurarte de que no estén dañados ni corroídos y se deslicen correctamente. Utiliza una grasa específica adecuada para cada componente que no afecte a las piezas de goma. Sustituye los componentes deteriorados.
  • Limpia y aplica una grasa antirruido en las superficies de contacto entre el soporte de la pinza y las pastillas.
  • Inspecciona, limpia o sustituye por nuevos componentes los resortes de la pinza si están viejos y desgastados.
  • Comprueba que los resortes estén colocados correctamente.
  • Comprueba que el nivel de líquido de frenos se encuentre entre los indicadores mín. y máx. El líquido de frenos debe cambiarse cada dos años o cuando lo indique el fabricante.
  • Aprieta los tornillos de la rueda en la secuencia adecuada utilizando una llave dinamométrica con el par de apriete correcto.
  • Realiza una breve prueba en carretera para comprobar el correcto funcionamiento del sistema y la ausencia de vibraciones y ruidos. Es fundamental recomendar al conductor un rodaje adecuado de aprox. 300 km, periodo durante el cual hay que evitar frenadas bruscas y un uso intensivo de los frenos para permitir una alineación correcta de los discos y las pastillas.
 
Estas sencillas e importantes operaciones de revisión y mantenimiento en el sistema de frenos son un paso fundamental para evitar la aparición de los problemas de confort más comunes incluso pocos km después de realizar la sustitución.

Estas sencillas operaciones (de ahí que se subestimen) afectan a los componentes de seguridad activa del vehículo. Por este motivo, además de seleccionar componentes de máxima calidad, es importante que estas operaciones se lleven a cabo con gran atención y profesionalidad.
¿Tienes alguna otra pregunta?
Contacta con el equipo de asistencia técnica de Brembo. Nuestros técnicos te responderán lo antes posible.
Volver al índice
Montaje y mantenimiento
Leer el siguiente artículo
Instrucciones de montaje
Brembo Parts close
Suscríbete a nuestro boletín de noticias
Recibe actualizaciones sobre nuevos productos, contenido de soporte y todas las novedades del mundo Brembo.
¡Suscríbete ahora!