Montaje de pastillas y discos
Instrucciones

La condición fundamental para la seguridad

Sustitución de pastillas y discos de freno

Entre todos los componentes del sistema de frenado, el disco y la pastilla son aquellos mayormente sujetos al desgaste. Por lo tanto, exigen inspecciones regulares en vistas de garantizar unas condiciones de uso óptimas. Para no perjudicar el funcionamiento del sistema de frenos, es necesario sustituir los discos y las pastillas cuando alcanzan su límite de desgaste. Para los discos, es el espesor mínimo (Min TH), indicado en la banda frenante. Para las pastillas, es el indicador de desgaste - eléctrico o sonoro - que indica cuándo es necesario efectuar su sustitución.
Además, Brembo aconseja encarecidamente comprobar todo el sistema de frenos cada 15.000 kilómetros o si se notan vibraciones o ruidos anómalos.
Reglas generales
  • cuando se trata de sustituir componentes del sistema de frenos, acudir a personal cualificado;
  • ajustarse cuidadosamente a las instrucciones que figuran en el folleto de montaje;
  • siempre comprobar que la referencia de pastillas y disco correspondan al vehículo en el cual se tendrán que montar;
  • sustituir siempre las pastillas cuando se sustituyen los discos;
  • sustituir al mismo tiempo los discos y las pastillas de un mismo eje;
  • comprobar que la acción frenante sea correcta efectuando una breve prueba en carretera;
  • efectuar un rodaje (aproximadamente 200 km) durante el cual hay que evitar las frenadas bruscas y largas, para permitir una alineación correcta entre las superficie de las pastillas y del disco.
Descubre más sobre la sustitución de los componentes de los sistemas de frenos
Mira el vídeo para ver el proceso completo de sustitución de los componentes.